APORTACIONES MENGUANTES DE LOS SOCIOS.

EXPEDIENTE X:CONSULTA V1978-16 de 09/05/2016

ASUNTO:La Junta de Socios, para dotar de liquidez y mejorar el patrimonio neto, acordó realizar aportaciones a la cuenta 118 "aportaciones de socios o propietarios". Dicha aportación se realizó en la misma proporción que la participación de todos los socios en el capital social y con la condición de que, en el momento en que la situación de la liquidez lo permitiera, pudiera ser reembolsada a los socios, siempre que éstos así lo acordaran en la Junta ("menguantes"). Dicha circunstancia quedó establecida en el acuerdo de aportación.

HombreMenguanteCRITERIOS:

Tratamiento fiscal sociedad receptora (IS):

El Plan General de Contabilidad (PGC), define en la cuenta 118 las “aportaciones de socios o propietarios” como “elementos patrimoniales entregados por los socios o propietarios de la empresa cuando actúen como tales, en virtud de operaciones no descritas en otras cuentas. Es decir, siempre que no constituyan contraprestación por la entrega de bienes o la prestación de servicios realizados por la empresa, ni tengan la naturaleza de pasivo. En particular, incluye las cantidades entregadas por los socios o propietarios para compensación de pérdidas.”

En relación con las cantidades no reintegrables entregadas por los socios a la sociedad para reforzar su situación financiera, la principal diferencia establecida en el PGC, respecto al tratamiento de las subvenciones, donaciones o legados realizadas por terceros, “…es el hecho de que las subvenciones, donaciones y legados entregados por los socios o propietarios de la empresa no tienen la calificación de ingresos, sino de fondos propios, al ponerlas en pie de equivalencia desde una perspectiva económica con las restantes aportaciones que los socios o propietarios puedan realizar a la empresa, fundamentalmente con la finalidad de fortalecer su patrimonio. En el Plan de 1990, únicamente se contemplaba este tratamiento cuando la aportación se realizaba por los socios o propietarios para compensación de pérdidas o con la finalidad de compensar un “déficit”…”.

Por tanto, como contablemente dicha aportación no genere ingreso alguno computable en la cuenta de resultados y, en la medida que la LIS no establece ningún precepto particular al respecto, tampoco se genera renta alguna para determinar la base imponible del Impuesto sobre Sociedades.

Tratamiento fiscal socios aportantes (IS o IRPF): la calificación de las aportaciones de los socios, se destinen a compensar pérdidas o a fortalecer el patrimonio de la sociedad, será de mayor valor de adquisición de las participaciones en la sociedad. El tratamiento de este reembolso análogo a la distribución de la prima de emisión regulado en el artículo 17.6 LIS2014, si el socio es una entidad; o artículo 25.1.e) LIRPF, si el socio es una persona física.

NOTA IMPORTANTE: El tratamiento fiscal anterior parte de un requisito esencial, las aportaciones deben realizarse sin derecho a su devolución y sin que se pacte contraprestación alguna por dichas aportaciones, solo así se podrán considerar como parte de los fondos propios de la entidad. Por tanto, la cláusula existente en el acuerdo de aportación de reembolso a los socios debe corresponder a un derecho abstracto a la distribución de reservas (procedentes de beneficios o de aportaciones de socios) acordada en los términos y con los requisitos establecidos en la normativa mercantil, que corresponde a cada socio por el hecho de serlo (y por tanto, con independencia de que hubiera o no aportado en su día los fondos correspondientes a las reservas a repartir).

IMPOSICIÓN INDIRECTA:

Finalmente, a efectos de los impuestos indirectos, estaríamos en una operación societaria del impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados (artículo 19.1.2º LITPyAJD-R.D.-legislativo 1/1993), que estaría exento por el artículo 45.I.B.11 LITPyAJD, y la posterior restitución a los socios en cuanto no supone disminución del capital social, no constituye ningún hecho imponible del ITPyAJD.

No obstante, la DGT deja abierta la puerta, atendiendo a las manifestaciones hechas por el obligado de que las cantidades aportadas por los socios les serán devueltas por la sociedad por acuerdo de la Junta, que se pueda calificar la operación como un préstamo en base al artículo 1740 C.Civil, que define el préstamo como la entrega de cosa fungible o dinero para que use de ella por cierto tiempo y devuelva otro tanto de la misma especie y calidad, con independencia de que se pacten o no intereses. Indicando: “A estos efectos, es irrelevante que se pacte pago de intereses o no (préstamo simple gratuito), pues en ambos casos el negocio jurídico se calificará como oneroso, ya que la onerosidad no viene determinada por la existencia o no de intereses, sino por la de una contraprestación (onus, carga), por contraposición a los negocios jurídicos lucrativos en los que la prestación de una parte no queda compensada por la contraprestación de la otra parte.”

En este caso, sería una operación sujeto a Transmisiones Patrimoniales Onerosas (TPO) por el artículo 7.1.B LITPyAJD, salvo que el socio fuese un empresario o profesional en el ejercicio de su actividad donde entonces no habría sujeción por el artículo 7.5 LITPyAJD. Resultaría aplicable al préstamo la exención del artículo 45.I.B.15º LITPyAJD.